octubre 14

El arte de pedir

0  comments

Pedir es un arte, es por eso que un poco en broma y un poco en serio, suelo decir cuando doy cursos de Reiki: “TEN CUIDADO CON LO QUE PIDES, PORQUE TE LO DAN”. Hace un mes, al terminar la sesión, una practicante y me preguntó en privado ¿Cómo debo redactar mis peticiones?

Pedir es un arte, es por eso que un poco en broma y un poco en serio, suelo decir cuando doy cursos de Reiki: “TEN CUIDADO CON LO QUE PIDES, PORQUE TE LO DAN”. Hace un mes, al terminar la sesión, una practicante y me preguntó en privado ¿Cómo debo redactar mis peticiones?

Quedé de enviarle un e-mail con sencillas instrucciones pero al redactarlas me di cuenta que podía no sólo dar un curso (que ya lo tenemos), sino escribir un libro al respecto. Así es que no le he mandado nada y un poco para expiar mi falta opto ahora por NO escribir un libro, pero al menos, escribir el presente artículo para ella, querida Queta y para quien resulte de utilidad.

Entonces, ¿Cómo materializar lo que deseamos?

UNO: Redacta Adecuadamente

Por principio de cuentas debemos tener claro lo que deseamos. Para ello, hay que considerar que nuestro cerebro funciona de manera “conceptual” y no “juiciosa”, es decir, solo capta el concepto sin reparar en los detalles (a menos que éstos sean expresados con mucha vehemencia, lo cual normalmente no sucede).

“Quiero dejar de ser gordo”, podría decir alguien pero el concepto dominante aquí es “gordo”, mientras que “dejar
de” es algo que para el cerebro pasará desapercibido. Así, en lugar de lograr la baja de peso, nuestro cuerpo reaccionará siendo aún más gordo, alineándose así con el concepto dominante.

“Bajar de peso”, podría decir alguien más. Sin embargo, “Bajar de peso” es una acción continua que para realizarse presupone que haya un peso el cual bajar. ¿Conoces personas que se la pasan bajando de peso? Yo si. Bajan unos kilos y los recuperan después para volverlos a bajar con otra dieta u otros ejercicios y luego vuelven a subirlos para bajarlos luego con…

Si quieres dejar de tener deudas, lo peor que puedes hacer el decir “quiero pagar mis deudas” porque solo el que está endeudado puede pagar deudas, así que generarás un endeudamiento eterno. “Voy a adelgazar” dice alguien por ahí. Si, yo también voy a morir (algún día y espero que no sea pronto). Voy a… es una frase que genera un sentimiento de que esto no existe ahora y existirá en algún momento en el futuro. Y es cierto. Todos vamos a adelgazar, aunque sea una vez que hayamos muerto, pero eso no sirve para vivir aquí y ahora.

Debes declararlo en presente. Es más, debes declararlo COMO SI YA HUBIERA SUCEDIDO y sobre todo… se agradecido ¡Empieza agradeciendo!

Es importante que AGRADEZCAS LO QUE YA ES TUYO AÚN ANTES DE QUE APAREZCA. Eso se llama FE.

Remata la frase con algo como “todo esto, en perfecta armonía y con amor universal” Y finalmente termínala fuerte y contundentemente con algo como: “Amen”, o bien, “Así es” o algo más categórico como “Esto es un hecho y hecho está”. Lee la “ORACION POR MI” que aparece en la portada de éste número y te darás cuenta que no es otra cosa más que una aplicación de lo que acabas de leer.

DOS: Mantén la atención el tiempo sufuciente

Vivimos en una dimensión espacio-tiempo en donde las cosas necesitan tiempo para materializarse. Si durante el proceso pierdes el foco, pierdes el resultado. Yo digo que un buen mago es aquel que mantiene la suficiente energía el suficiente tiempo para lograr que lo que quiere se materialice. Recuerda que donde va la atención va la energía.

DOS: Ten Fe y olvida

Sin embargo, no caigas en el error de querer que las cosas sucedan en el tiempo y la forma en que TÚ las quieres. Cuando agradeces al universo es porque le has encargado a él que haga el trabajo. Al universo no le gusta que lo supervises. Relájate y confía. Si es para ti, seguro aparecerá y si no aparece es porque no te corresponde. De cualquier forma, esto o aquello no te hace ni más ni menos persona, ni más ni menos brillante, ni más ni menos hijo del universo. Libéralo, no lo amarres, déjate fluir.

CUATRO: Mantén las antenas alertas

No caigas en desatención. Una cosa es tener fe y saber esperar y otra es ser desidioso. Aprende a escuchar tus pensamientos, tu intuición, los consejos de otros, las pláticas que sin querer escuchas o la información que sin buscar te llega. Además, explora haciendo cosas que nunca antes habías hecho. Sería tonto querer obtener resultados diferentes haciendo siempre lo mismo.

Si algo diferente sucederá en tu vida, esto sin duda exigirá de ti un comportamiento diferente.

Cinco: Genera el sentimiento

Ten en cuenta algo muy importante: Más allá de los pensamientos, son los sentimientos y las emociones las verdadera palabras del Universo, además de que son millones de veces más veloces y poderosos que aquellos. Si dices que eres delgado pero te sientes un gordo desgraciado seguirás siendo gordo y además perderás toda la gracia que te acompaña.

Es muy importante que al leer tu declaración, el sentimiento y la emoción hablen más que las palabras. Por eso es importante que cada palabra que pongas en tu declaración SEA TUYA, te haga vibrar de emoción y te haga sentir acorde al resultado que a partir de éste momento, se está materializando en tu vida. .


Tags


You may also like

El libre albedrio en Reiki

El libre albedrio en Reiki

Sanación con Péndulo

Sanación con Péndulo
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Resolvemos tus dudas

>