octubre 27

El libre albedrio en Reiki

0  comments

La capacidad del hombre de analizar su entorno y sus condiciones y decidir cual es su interacción con las mismas es lo que llamamos Libre Albedrío. El universo, expresa su perfección en las leyes con las que se desarrolla. Las Siete leyes herméticas expresan la perfección del universo pues se aplican a todos los niveles, fenómenos y sucesos de la naturaleza, de la sociedad y del hombre mismo con una potencia tal, que nada escapa a la acción de éstas leyes.

Los animales, las plantas y los minerales, simplemente fluyen en armonía con éstas leyes sin cuestionarlas, desear cambiarlas o buscar escapar a ellas. Viven en tal comunidad con la naturaleza que no necesitan siquiera tener conciencia de que esas leyes existen para seguirlas: Vienen grabadas en cada célula, en cada molécula, en cada átomo sin necesidad de conocerlas y sin la más mínima intención de cuestionarlas.

Esa es la fuente de su felicidad.

¿Has visto un león sentir pena por ser lo que es? ¿Le has visto sentirse mal por alimentarse de la carne y la sangre de otros? ¿Has visto un antílope necesitar darle sepultura a otro antílope? ¿Llorar sus restos? ¿Has visto a una hiena pretender dar lástima o has visto a una rosa ser arrogante o a una margarita sentirse humillada?

La naturaleza no se juzga a si misma, solo vive en función de su propia naturaleza y fluye con las leyes del universo en armonía. Vive y muere, se regenera y al final reintegra cada átomo que lo compone para que sea reutilizado en nuevas creaciones.

El ser humano, separado del universo (echado por Dios del paraíso, habiendo adquirido conciencia, en ejercicio de su conocimiento, con la capacidad de análisis y síntesis, en separatidad o como le quieras llamar), es el único ser en ésta naturaleza que tiene la capacidad de elegir la forma en que interactúa con éstas leyes. Unas veces, fluye con las mismas positivamente. Otras veces sus acciones en contra de ellas generan resultados negativos para si mismo y para su especie.

El LIBRE ALBEDRÍO El LIBRE ALBEDRÍO es la libertad que todos tenemos es la libertad que todos tenemos de vivir o morir de vivir o morir como nos plazca.

El universo es tan respetuoso del Libre Albedrío que simplemente reacciona y responde a las elecciones del ser humano en consecuencia y total congruencia, devolviendo al hombre lo que éste se avoca a sembrar con sus pensamientos, sentimientos y acciones.

Si en tu libre albedrío abusas de los alimentos grasos, tienes una vida sedentaria, y reduces tu vida a lo que vales por lo que ganas, seguramente el resultado en tu cuerpo del ejercicio de las leyes del universo será generar enfermedades como diabetes, infartos, cáncer o una familia divida. Si en tu libre albedrío decides cuidar mejor tu cuerpo, cuidar lo que comes, hacer ejercicio y reconciliarte con aquellos que dañaste y te dañaron, seguramente el universo posibilitará en tu cuerpo la sanación y el retorno a la armonía de tu vida.

¿Cómo se liga el Reiki con el Libre Albedrío?

El reconocimiento del querer sanar

Primeramente, el practicante de Reiki debe reconocer que el paciente puede no querer sanar, pues ello implica perder aquellas prebendas que la misma enfermedad le da. Una paciente de edad avanzada vivía generándose
enfermedades una tras otra.

En el fondo de su comportamiento se encontraba que sus hijos solo la visitaban cuando ella enfermaba. Su decisión –inconciente pero real- era permanecer en un estado de enfermedad para obtener la atención de sus familiares. Estar enfermo es una decisión personal y el Libre albedrío debe ser respetado. Si alguien te platica de sus enfermedades pero no te pide ayuda, es claro que no quiere sanar.

Reiki es respetuoso de ésta decisión y de ahí se deriva el principio de no dar Reiki sin autorización del paciente.

El reconocimiento de las enfermedades

En segundo término, el practicante de Reiki reconoce que cada paciente tiene las enfermedades –físicas, mentales y emocionales- que se ha empeñado – consiente o inconscientemente- en generar, por lo tanto el practicante de Reiki, trata de orientar al paciente a encontrar dentro de si mismo cuáles son los parámetros de pensamiento y los sentimientos que le están generando la enfermedad. Con ello, ayuda al paciente a iniciar un regreso consiente al equilibrio natural.

El derecho a Morir y a Vivir

Finalmente, debemos reconocer que cada quien tiene el derecho de VIVIR o MORIR como cada quien quiera. Esto suena muy simple y fácilmente asimilable como principio pero… ¿eres capaz de dejar vivir a tu hijo como él quiera? ¿eres capaz de dejar que tu padre muera como él quiera?, ¿aún cuando te expongan sus razones para vivir o morir de esa manera?.

He visto muchos practicantes de Reiki debatirse entre respetar o no el libre albedrío de alguien que ha decidido vivir de una manera diferente a las costumbres, religiones, principios o preceptos de la familia. Llega a ser muy difícil para muchos permitir que gente cercana, a la que amamos personalmente, ejerza su libre albedrío de forma que daña su integridad.

Ante esto, solo puedo decirles que si el Universo (Dios, el cosmos, la naturaleza o como le quieras llamar), respeta el libre albedrío de cada uno de nosotros, ¿Con que derecho podríamos nosotros interferir en las decisiones de los demás, por muy cercanos que sean?

El Libre Albedrío es una de las leyes más importantes de nuestra vida. Es de hecho, una referencia permanente en religiones y tradiciones de todo el mundo. Gracias a éste, el hombre va construyendo su propio destino mientras avanza en el tiempo junto con él.

.


Tags


You may also like

Sanación con Péndulo

Sanación con Péndulo

El arte de pedir

El arte de pedir
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Resolvemos tus dudas

>